INVERARTE







 

Si usted está interesado en comprar o vender alguna obra del maestro Arturo Souto puede contactarnos en info@inverarte.com o telefónicamente.

 

ARTURO SOUTO FEIJOO (Pontevedra, España, 1902 – Ciudad de México, 1964)

Para sus primeras obras, buscó escenas de interior en cabarets, burdeles, siempre apasionado por la figura femenina y los desnudos. En 1922 se trasladó a Madrid, ingresando en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. En 1926 viajó por primera vez a París, haciéndolo de nuevo en 1928, entusiasmado con las vanguardias francesas, trabajó intensamente, interesándose por la obra de Giorgio de Chirico que le influiría notablemente en su pintura. Más tarde, se entusiasmó con el arte japonés, realizando obras inspiradas en el país asiático, con una visión muy personal y con colores vivos y ricos.

En 1934 le fue concedido el Premio Roma, lo que le valió un viaje a la capital italiana en la que permaneció hasta 1936, sorprendiéndole allí el golpe militar de Franco que desencadenaría la Guerra Civil española. Participó de forma activa con el bando republicano, realizando numerosos carteles y dibujos. Finalizada la guerra civil, y como tantos otros artistas, escritores e intelectuales que habían estado del lado del gobierno legítimo republicano, hubo de trasladarse a Valencia para desde allí partir primero a La Habana, y más tarde a Nueva York, Los Ángeles y Filadelfia.

En 1942 se trasladó a México. Se identificó de forma parcial con las técnicas y tendencias autóctonas mexicanas que partían de los grandes muralistas. La última, la etapa americana, su pintura se volvió más neutra, con intenciones étnicas, más hierática e influida por los muralistas mexicanos. En cualquier caso, siempre fue un pintor capaz de captar los más variados ambientes, las fiestas populares, el mundo del mar o la mitología.